domingo, 24 de abril de 2011

Estos versos

un millón de escenarios en los que, al fin,
la vida es
también posible.


Estos versos están desde septiembre de 2003 viajando por mi cabeza. Y nunca consigo encontrarles un mayor desarrollo o acomodo. Lo único que tengo claro es que son el final de un poema. Pero me da la impresión de que no voy a poder escribirlo nunca.

3 comentarios:

Worve dijo...

Quizás en un viaje retornando a casa o totalmente al contrario, en el que descubra algo nuevo...

Chufriki dijo...

Creo que el truco está en esperar ese final, no en imponérselo a un poema, cualquiera, naciente.
Creo que un día vivirás un momento concreto, y pensarás en retratarlo y al final, te acordarás de estos versos.

Sr. Lenguado dijo...

@ Worve: Desde luego, es bastante probable que se me ocurra caminando por la calle, no sé si de ida o de vuelta a casa. Casi siempre tengo las mejores ideas cuando camino. Por eso, siempre digo que el pensamiento se potencia con la acción.

@ Chufriki: Eso es lo que llevo esperando mucho tiempo, un momento que me ayude a enlazar con aquella sensación concreta que me llevó a escribir estos versos. Pero, de momento, no ha ocurrido. Recuerdo que se me ocurrieron la última vez que estuve buscando piso en Sevilla. Ese trajín de deambular de un sitio a otro entrando casas y tratando de imaginar qué posibilidades de vida tenía cada una.