viernes, 22 de diciembre de 2006

Versos estúpidos II: balada para un blog melancólico

Blog desapercibido, desterrado,
hecho de soledad, sin comentarios,
visitas ni menciones.
Este ínfimo blog, que nunca quiso
ser Borges, ni Bisbal, ni Butragueño,
llora con acritud, derrocha envidia
de tantos blogs famosos, comentados.
¿Es que ya se ha quedado sin amigos?
¿O es que ya no os da pena,
cago en San Blas bendito,
dejar tantas entradas y tan bellas
sin fe ni comentarios?

3 comentarios:

Nacho dijo...

Enrique! que yo comento tu blog pero no aparece lo que escribo porque tienes que aceptar los comentarios!!!!!!!!!!

ains, qué torpón.

Andrea dijo...

Los blogs en sí son una caca, Kike. Desengáñate, tú no tienes culpa. Y que conste que a mi Madrid me gusta. Mucho.
un beso

Nacho dijo...

Confesiones de un camarero humilde:

"los boquerones en vinagre fueron mi condena"

Y así.
Feliz año, kike, este va a ser el año de Kikazo